Patología por Humedades en sótanos

Patología por Humedades en sótanos

INTRODUCCIÓN

Hoy en día, la mayoría de las edificaciones que se construyen están dotadas de una o varias plantas bajo rasante, en continuo contacto con la humedad del terreno, hecho que se ve agravado si existe nivel freático. Debido a ello, estos muros deben ser proyectados para prevenir la posible entrada de agua o la aparición de manchas de humedad.

Para poder prevenir tales efectos, debe tenerse en cuenta el diseño del muro desde dos aspectos fundamentales:

  • Contemplar las medidas necesarias para conferir una barrera continua estanca o, en su defecto, diseñar una solución alternativa que permita la entrada de agua controlada y posterior evacuación sin que llegue a manifestarse en la estancia a proteger.
  • La previsión de un drenaje capaz de evacuar el flujo de agua, ya sea proveniente del nivel freático, aguas subterráneas o simplemente  aguas de lluvia

DESCRIPCIÓN Y ORIGEN DE LOS DAÑOS

Atendiendo a las causas de su aparición, podemos distinguir los siguientes tipos de humedades:

  1. Humedades por capilaridad. Son las que se manifiestan en aquellos materiales que, debido a su estructura porosa y tubular (en nuestro caso, prácticamente la totalidad de los muros de sótano estarán ejecutados con hormigón), por efecto de la tensión superficial y las paredes de los conductos capilares da lugar a la circulación desde un determinado punto del elemento que esté en contacto con el agua.

Así, la velocidad de absorción de agua por los capilares es directamente proporcional al diámetro de los mismos e inversamente proporcional a la ascensión por ellos, tal como se muestra en el siguiente cuadro:

Tabla de velocidad de absorción de agua por los capilares

Cuando el diámetro capilar está por debajo de las 0.01 micras, la ascensión es casi nula lo que se lograría empleando un hormigón con una relación agua/cemento de 0.5.

Las causas de estas humedades pueden ser muy variadas, entre las más habituales está el caso de  los muros de contención en contacto con el nivel freático o por debajo del estrato impermeable, o bien por causas accidentales como las roturas de tuberías de suministros de agua o saneamiento.

La presencia de sales favorece el proceso patológico, ya que estas penetran en los poros y oquedades del hormigón en el ciclo de ascenso y descenso de las aguas, cristalizando y produciendo tensiones que acaban por disgregar el muro.

Este tipo de humedades se caracterizan por aparecer en franjas horizontales continuas en la parte inferior de los muros, acentuándose en las zonas medias.

  1. Humedad por filtración: Es aquella que se produce por la entrada de agua a través de oquedades, encuentros o puntos singulares, grietas, holguras y que, normalmente, da lugar a manchas.

Se deberá prestar especial atención a los encuentros del muro del sótano con la solera y el forjado superior, así como a las juntas de dilatación y paso de instalaciones.

La humedad en los muros de sótano puede llegar a situaciones dramáticas

La humedad en los muros de sótano puede llegar a situaciones dramáticas
imagen: www.ite-arquitectos.com

  1. Humedades por condensación. Se dan como consecuencia de la existencia de un problema térmico y una alta humedad relativa, en particular, cuando la temperatura en la superficie del muro es igual o inferior al punto de rocío del terreno con el que está en contacto. La aparición de este tipo de humedad suele ir asociada a humedades de filtración o capilaridad que ven agravado sus efectos por una mala ventilación.

Este tipo de humedades se presentan como manchas superficiales que, a menudo, vienen acompañas de formaciones de hongos y microorganismos.

  1. Humedades accidentales. Son las originadas por causa fortuita o coyuntural y son, con frecuencia, uno de los efectos de una relación previa causa/efecto, como lo puede ser la rotura de una red de saneamiento debido a movimientos de la estructura.

PREVENCIÓN Y REPARACIÓN DE DAÑOS

Las pautas de diseño y prevención de daños por humedad en sótanos vienen establecidas en el Documento Básico del Código Técnico de la Edificación DS-HS1 Protección frente a la humedad. En este, dependiendo de lo que se denomina grado de impermeabilidad, en la medida que los muros de  sótanos se encuentren o no en contacto con agua, se determinan unas soluciones constructivas a cumplir dependiendo, además, de la tipología de muro que hayamos elegido.

Tabla guía incluida en el DB-HS1 del CTE

Tabla guía incluida en el DB-HS1 del CTE

En cuanto a los sistemas de reparación de humedades en sótano, hemos de partir de la base de que no resulta sencillo poner remedio a la entrada de agua a través de un muro enterrado partiendo de las limitaciones de acceso que se suelen dar en estas circunstancias al trasdós del muro.

A ello hemos de sumarle, que puede ser especialmente complicado localizar donde está el fallo de la impermeabilización que no tiene por qué coincidir con la de la manifestación de la humedad, y cuya búsqueda puede no ser posible como pasa, por ejemplo, en muros de sótano medianeros a otro inmueble.

En este sentido, existen dos alternativas bastante extendidas. Ambas aplicadas por el intradós del muro. La primera sería la generación de una lámina impermeable, normalmente a partir de morteros microporosos anti humedad que favorecen el secado de humedades por capilaridad o morteros impermeables.

La segunda opción pasa por dejar pasar la entrada de agua, recogerla y canalizarla mediante cámara bufa. Este sistema se emplea cuando se dan filtraciones generalizadas en una amplia superficie del muro y con un caudal importante y consiste en construir un canalón a pie de muro al que lleva el agua que discurre por su superficie interior dirigiendo ésta a la red de saneamiento para su evacuación.

Este sistema se trasdosa interiormente para no dejarlo visto teniendo en cuenta que ha de permitir su registro para llevar a cabo labores de mantenimiento y estar convenientemente ventilado para evitar condensaciones.

Detalle constructivo de cámara bufa

Detalle constructivo de cámara bufa
imagen: www.generadordeprecios.info

SISTEMAS DE IMPERMEABILIZACIÓN

Proteger los muros por su cara exterior (en contacto con el terreno), es la forma más eficaz, desde el punto de vista de la durabilidad de sus componentes, pero es condición indispensable que su cara exterior sea accesible durante la ejecución. La impermeabilización se consigue mediante la aplicación de membranas.

Dentro de estos sistemas debemos distinguir diferentes soluciones:

  • POR SU CONSTITUCIÓN:
    • Láminas, paneles o placas
    • Membranas hechas in situ.
  • POR SU COMPOSICIÓN MATERIAL:
    • Naturales: Latex y derivados como el EPDM o el Clorocaucho.
    • Sintéticos: Butilo, Poliurea, PVC, PEC, HDPE, laminas bituminosas, resinas poliméricas, acrílicas, epoxi, etc.
    • Pétreos: Pizarra, fibrocemento o materiales cerámicos, vidriados o piedra artificial.
    • Metálicos: Zinc, cobre, acero inoxidable, plomo o aluminio entre otros.

Todas ellas podrán ir bien adheridas al soporte, adheridas y fijadas mecánicamente o flotantes con fijaciones mecánicas.

SISTEMAS DE DRENAJE

Su funcionamiento consiste en la captación de agua contenida en el terreno, a través del material filtrante, para canalizarla y evacuarla antes de que llegue a estar en contacto directo con los muros. El drenaje estará compuesto por un tubo perforado para la captación de agua que recogerá y canalizará la misma hasta la red de saneamiento.

Este suele estar rodeado por un filtro geotextil para retener la entrada de finos, y sobre este, se rellena la zanja perimetral con material granular no seleccionado y permeable, sellando finalmente con una capa de arcillas que oscile entre 10-15 cm. El tubo dren deberá tener pendiente constante y los cambios de dirección se resolverán con arquetas algunas de las cuales deberán de ser registrables.

Tipos de sistemas

Entre los sistemas de drenaje más utilizados distinguiremos:

Drenaje tradicional. Se dispone en la base del muro y por debajo del nivel de solera e inmediatamente por encima del plano de asiento de cimentación, una tubería porosa sobre una capa de mortero u hormigón y rellenar con material filtrante. (figura 1).

Esquema de sistema de drenaje tradicional

Figura 1: Drenaje tradicional

Drenaje mediante bloques de hormigón poroso. Consiste en la ejecución de una pantalla paralela adosada a la cara exterior del muro, construida con bloques de hormigón poroso sin finos. Es imprescindible rellenar con arena, limpiar la zanja para conseguir la ventilación del terreno, a no ser que el terreno ya sea de por si lo suficientemente poroso (figura 2).

Esquema de sistema de drenaje mediante bloques de hormigón poroso

Figura 2: Drenaje mediante bloques de hormigón poroso
imagen: www.humeingenieria.es

Drenaje mediante el empleo de geocompuestos. Se fundamenta en la combinación de geotextiles o tejidos no tejidos con otros materiales de síntesis para formar elementos laminares o empanelados gofrados termoformados.

Dada la diversificación en la naturaleza de estos materiales debemos clasificarlos en:

  • Geocompuestos mallados. Formados por geotextil filtrante, muy permeable al agua, unido mediante calor y presión a una malla o red de redondos de Polietileno rígido.
  • Geocompuesto sándwich de filamentos enmarañados (colchón). Formado por dos hojas o láminas filtrantes de geotextil compuesto por hilos de poliéster y un alma formada por un filamento continuo de Poliamida enmarañado.
  • Geocompuestos de alma rígida termoformada. Formado por lámina gofrada termoformada de HDPE y un tejido no tejido (geotextil) de polipropileno con propiedades filtrantes.

Deja un comentario